domingo, 12 de octubre de 2008

Por una iglesia plural


El amigo de la casa Joseph Ratzinger no deja de sorprender al Comando por la capacidad de superarse a sí mismo. Verán compañeros, había una vez un señor con un bigotito muy raro (tipo el de Micky Vainilla, quien sólo hace pop) que hizo cosas muy malas, como exterminar a millones de personas sistemáticamente y de maneras aberrantes. En aquel entonces fue notable el silencio de este controversial señor a quien llamaremos Pacelli. Bueno, la cuestión es que gracias al progresismo papal, ahora lo quieren convertir en santo. Pero bueno, no hay que criticar al Papa, después de todo sólo hace pop, como Micky.

Imagen: http://www.uco.es/

5 comentarios:

MONA dijo...

Una cosa es la religiosidad de las personas, y otra, es el poder que ostenta la Iglesia, basada, obviamente en los numerosos seguidores. Me identifico con el escritor Ray Bardbury (de ciencia ficción) quien decía de sí mismo, que era profundamente religioso, pero que no concurría a ninguna iglesia...
Acuerdo con este blog, en considerar sum,amente valioso al compañero Ginés... sin embargo, no me parece que tengan que ser "anti"... más vale sean PRO de algo (OJO! no me refiero al PRO de Mauricio ¿eh? jeee...)
Los saludo!!!
Me gustó leerlos!!!
Los invito a visitar mi blog... y me voy rezando 3 Avemarías y 5 Padrenuestros que han pedido...

Anónimo dijo...

Los de la foto están parando un taxi, ¿no?

Tomás dijo...

Sí, están parando un taxi porque la convención de nazis siempre queda lejos.

MariLú dijo...

Hola!!! alguna entrada dedicada a la sagrada conquista y colonizacion!!!!

cumpas, todo muy pero muy lindo!!!

G
V

Horacio dijo...

sólo hace pop corn!!!